Final Vendetta: Revisión en PS5

Vivimos un nuevo episodio de “Nostalgia” con Final Vendetta, título de nuestro análisis de la versión para la consola PS5Numskull Games y Bitmap Bureau traen de vuelta un viejo clásico de los salones recreativos, cuando en lugar de consolas la diversión se vivía entre los gabinetes . Y es precisamente en este contexto que Vendetta hizo su primera aparición en 1989 de la mano de Konami, conocida sin embargo con el nombre de Crime Fighters. Posteriormente, en 1991 llegó también a los arcades italianos el segundo capítulo y fue quizás el que más éxito tuvo en la economía de la trilogía, que cerró sus puertas en 1993 con Violent Storm.

Desde un punto de vista narrativo, Final Vendetta se inspira en el último capítulo, aunque la temática de la serie siempre gira en torno al mismo tema. Un secuestro y una pelea entre gags rivales, en un contexto ciberpunk y postapocalíptico. Inspiraciones de la época, incluidos Final FightStreet of RageKen the warrior y Mad Max, los temas de discusión fueron hijos de tendencias. La fórmula del beat’em up scrolling, pues, era de derivación «arcadia», dado que las consolas de sobremesa seguían siendo privilegio de unos pocos.

última historia de venganza
Final Vendetta: Revisión en PS5 2

Poco después el mundo del videojuego cambió definitivamente sus connotaciones, y los gabinetes se proyectaron hacia una lenta y fisiológica extinción. Ahora hablamos de retrogaming, y los adolescentes de la época disfrutan del último esfuerzo de los desarrolladores ingleses, abandonados a intensas emociones y numerosos recuerdos. Cuando el contacto humano aún no estaba ligado a una conexión a internet, y una palmada en la espalda valía mucho más que un like.

Empezamos el verano con una racha de amarcord. Tras la zambullida en los recuerdos vivida en Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s RevengeFinal Vendetta no se queda atrás, aunque la oferta de contenidos que ofrece no es la mejor. El corazón no se manda, esto es cierto, pero es difícil mentir en la cabeza. Os dejamos, por tanto, en compañía de nuestro análisis de la versión de la consola PS5.

Un fluir lento, entre enemigos y jefes finales

Bitmap Bureau está inspirado en la trilogía original, tanto en términos de juego como desde el punto de vista narrativo. Un clásico beat’em up de desplazamiento horizontal, donde cada nivel termina con un mini-jefe. La trama es efímera y solo sirve para poner un poco de color a la hora que se tarda en llegar al gran jefe. En cuanto a los modos, Final Vendetta ofrece 4 diferentes, cada uno con particularidades que ayudan a evitar el secular problema de la repetitividad.

El Arcade es el que mejor sigue el concepto mismo de «amarcord», donde se consuma el auténtico homenaje al pasado de la saga. Continúa a tiro de cañón, recogiendo una pequeña joya que quizás “hoy” emerge más que “ayer”. El elemento del desfile, en efecto, introduce una «novedad» frente a la lógica que aporta el género, que añade, en cierto modo, una pizca de táctica donde ni remotamente estaba concebida. Esquivar, como todos sabemos, era la única forma conocida de evitar la pérdida de «una vida».

SurvivalVersus y Boss Rush ayudan en la perspectiva del final del juego, con el primero poniendo el foco en tus habilidades de supervivencia y la tabla de clasificación esperándote en la línea de meta. El segundo de los tres juegos de lucha de «monos» en los encuentros, pero no es nada ni remotamente comparable a algunos de esos monstruos sagrados. El último del trío te enfrentará a los malos del día, dejando a los enemigos «de poca importancia» en casa.

El sistema de control es lento y no responde. La lista de protagonistas incluye solo 3 personajes, cada uno con fortalezas y debilidades. Claire Sparks se centra en la velocidad de movimiento, Miller T. Williams, en cambio, en la fuerza y ​​Duke Sancho es el clásico PG equilibrado. Los 3 tienen supermovimientos que despejan el área de combate, pero tardan en recargarse. Tiempo que tenemos para dedicarlo a lo único que importa: llevar las manos.

Artículos Relacionados  Versión mejorada de Quake disponible

Corazón contra cabeza

Final Vendetta parece casi un remake, siempre en estilo pixel art y con exactamente la misma dinámica de la trilogía original. Historias de secuestros y bandas rivales, donde la única manera de pensar es llevar las manos, nivel tras nivel. Bitmap Bureau, para ser justos, añade un nuevo episodio a la saga original, casi como si de un capítulo 3.5 se tratase. Los personajes, sin embargo, son los mismos que en Violent Storm, con diferentes nombres pero con las mismas habilidades y técnicas de lucha.

Por no hablar del contexto histórico de los hechos donde solo cambian las etiquetas de las bandas rivales, pero el desenvolvimiento de los hechos es prácticamente el mismo. El sistema de control no es muy reactivo, igual a su contraparte de «cabina». En su momento era comprensible, pero con una operación de restyle se podía hacer mucho más. Para empeorar una situación ya extremadamente precaria, viene una búsqueda obsesiva del estilo pixel art que, con los televisores y monitores de hoy, parece bastante infeliz.

Sin embargo, los márgenes para hacerlo bien estaban ahí. El exitoso experimento de Streets of Rage 4 es un claro ejemplo de ello, dado que además de ser una secuela de la histórica saga, ha conseguido regenerar una trilogía que parecía haberlo dicho ya todo. Final Vendetta podría lograr esto, sin estar encadenado a lo que era. El pasado no debe verse necesariamente como una prisión. A veces, de hecho, es mejor considerarlo como un nuevo punto de partida.

La operación de «nostalgia» llevada a cabo en Final Vendetta no tuvo, por tanto, los efectos deseados. El título parece una tímida intervención de restyle, dejado inacabado y sin ese coraje de quien quiere correr unos cuantos riesgos más. Cuando hay que lidiar con el pasado no es fácil, y nos damos cuenta. Pero otros lo han hecho, con resultados que distan mucho de lo que hemos podido ver.

Artículos Relacionados  Lanzamientos de videojuegos: 26-29 de octubre de 2021

Conclusión editorial

Y aquí estamos en el momento final de nuestro análisis de Final Vendetta, título que probamos en su versión para la consola PS5. Desafortunadamente, nuestras expectativas se vieron defraudadas. Después de encontrar a las tortugas ninja en una forma espléndida, Numskull Games y Bitmap Bureau no logran el mismo objetivo que Dotemu y Tribute Games. Las operaciones de nostalgia no son cosas fáciles, pero los que no se atreven nunca serán recordados en la gran historia de los videojuegos. 

El resultado es el de un título que arrastra las glorias del pasado, con un capítulo que parece continuar la trilogía histórica, pero que acaba convirtiéndose en un extraño copia y pega del tercer episodio. Todo lo demás se ha mantenido sin cambios, como lo recordamos. Mismos personajes, gráficos y jugabilidad, sin añadir nada a la receta original del juego. Un poco demasiado poco para una oportunidad que merecía ser aprovechada adecuadamente, y en cambio terminó siendo «perdida».

Ir arriba